FORO DE BUCEO DEPORTIVO

Foro sobre buceo, fotografía y video submarinos. Quedadas y viajes.
Fecha actual 18/Dic/2017, 16:42

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: BAJA CALIFORNIA(MÉXICO)Los Lobos amorosos y las Móbulas Jedi
NotaPublicado: 23/Nov/2017, 18:21 
Desconectado
Dive Monster Weber
Dive Monster Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 09/Sep/2007, 18:55
Mensajes: 4064
Ubicación: Gravedad 0
Baja California (La Paz/Cabo Pulmo): Los Lobos amorosos y las Móbulas Jedi

Gigantes moteados se alimentan al sol junto a la orilla. Obesos lobos son centellas en el agua. Aves con branquias se arremolinan a la luz del festín nocturno. Naves caídas son las cuevas de hierro para la vida. La sombra de un gran toro se desliza suave por la arena. Una desmesurada multitud se bate despavorida en retirada. Otro deseo se hizo realidad en lo profundo de Baja California.

____________________________________________________________________________________________

México siempre supone una sólida garantía de éxito en el disfrute. Al llegar, abrirás la puerta de un país repleto de buceos de altísimo nivel y de los más singulares del mundo.

En nuestras cuatro visitas anteriores a Yucatán gozamos por tierra con sus ruinas mayas y su cálido ritmo de vida y, por agua, con inolvidables experiencias penetrando en las cuevas y cavernas de los oníricos cenotes, con la precisa levitación de las “toras” sobre los fondos arenosos de Playa del Carmen, con el fulgurante nadar del majestuoso Pez Vela y con los corales y la fauna de las cálidas aguas de Cozumel. Había llegado la hora de cambiar de aires y visitar la costa Oeste bañada por el archifamoso Mar de Cortés al que un modesto oceanógrafo, un tal Jacques-Yves Cousteau, calificó como … “el acuario del mundo” …

Muchos objetivos marcados para esta aventura en el Golfo de California para la que elegiríamos la primera semana de noviembre tratando de eludir el temido mal tiempo y aprovechar la buena visibilidad y la temperatura del agua entre 28° y 29° que siempre agradece el cuerpo serrano.

Como base principal de operaciones, tras barajar un par de ellas, elegiríamos finalmente el Club Cantamar. No comenzaríamos con buen pie por pequeños contratiempos pero, tras un claro intercambio de pareceres con los responsables y con la inestimable ayuda de la pareja de guías españoles, el rumbo de los acontecimientos pronto comenzaría a virar a mejor e incluso hacia mucho mejor.

Jamás habíamos conocido un centro de buceo con una infraestructura de la magnitud de esta empresa. Las instalaciones se ubican junto a una pequeña marina localizada a unos 14 kilómetros de La Paz cerca de la Playa Pichilingue. En un principio esto podría suponer un problema de aislamiento pero, sabiamente, disponen de un servicio gratuito de transfer con el que en unos 20 minutos alguna de sus espaciosas y cómodas furgonetas, que son varias, te pueden trasladar al centro de la ciudad sin mayor complicación y recogerte unas horas más tarde. Además, disponen de su hotel propio con confortables y amplias habitaciones con vistas al mar e incluso una pequeña piscina y restaurante de comida casera mexicana en el que reponer fuerzas.

Su flotilla es considerable: El Southern Sport destinado a vidas a bordo para Guadalupe y sus tiburones blancos y el Sea Escape para Revillagigedo que, probablemente, pronto será destinado al Mar de Cortés cediendo su territorio al Cassiopeia cuya llegada se espera para el próximo mes de marzo y en el que ya tuvimos la fortuna de viajar en nuestra ruta de buceo por Sudán hace unos años. A estas tres naves se unen otros tres barcos de buen tamaño: el Siempre Sí, el Otro más y el Liberación, con cubierta doble. Todos ellos de gran capacidad, para la práctica tanto del buceo como del esnórquel y preparados para transportar con comodidad a los clientes durante los, al menos, 90 minutos que suelen durar las travesías hasta los puntos de interés. Por último, disponen de una media docena de pangas - lanchas rápidas de madera techadas de unos 5 o 6 metros de eslora – destinadas al transporte de los grupos más pequeños que completan la amplia transportación ofertada por este gran centro capaz de mover legiones de clientes.

Imagen

Imagen

Como calentamiento para el buceo y nada más tocar tierra nos aguardaba una divertida sesión de esnórquel destinada a los tiburones ballena a los que suponíamos desayunando su plancton. No se hicieron de rogar y pronto nadamos en aguas poco profundas junto a varios juveniles de estos apacibles gigantes cuya presencia siempre supone un privilegio tanto que muchos que han castigado su VISA visitando las aguas de Maldivas durante una semana en un costoso crucero de buceo en Maldivas han regresado sin el ansiado premio de lograr verlo.

Imagen

Imagen

Las guindas de este pastel matutino no serían las rojas habituales sino otras más originales de un precioso celeste cristalino. El color de la multitud de pequeñas medusas esféricas que se empecinaron en cruzarse en nuestro nado rebotando contra el neopreno como pelotas de goma del tamaño de un balón de balonmano. Por suerte, no eran especialmente urticantes por lo que caímos en la tentación y pecamos sosteniéndolas en la mano y sintiendo su suave y terso tacto antes de devolverlas cuidadosamente a su medio para que continuasen con lo que estuvieran tramando.

Imagen

Imagen

Comenzaría la curiosa historia del buceo por las sombras confesando abiertamente que las inmersiones estrella no dieron la talla. Al parecer, en La Reina, tras una pesca masiva e incontrolada, las mantas dejaron de nadar con la habitualidad que lo hacían en los tiempos del mencionado oceanógrafo del gorrito náutico. No llegamos a avistarlas y, en el sobreestimado Bajo, tampoco a los martillos. Se negaron a mostrarse ante nuestros ojos aun cuando nos comentaron que una pareja de ellos nos pasaron muy cerca sin que llegáramos a percatarnos. Es lo que tiene ir con las orejeras de la máscara colocadas bajo el agua y no estar a lo que hay que estar … En cualquier caso y en confianza, nos desvelarían sin tapujos la evidencia de que ya se ha hecho difícil verlos y casi imposible en los bancos que antaño surcaron estas aguas. La cruda realidad de que los humanos aniquilen 100 millones de escualos cada año quizás tenga parte de culpa, de hecho algunas poblaciones del planeta agua han mermado un demoledor 99% tras su lento e incontrolado exterminio perpetrado durante los últimos 50 años.

Pero estas carencias o decadencias del Mar de Cortés, en cuanto al espectáculo que esperábamos, no eran más que una delgada cortina de humo que se disiparía de un poderoso soplo con la súbita aparición de una familia numerosa de delfines en el curso de nuestra travesía inaugural. Al paso del Siempre Si se colocaron de inmediato en sus flancos y proa mostrándonos sus aletas mientras trazaban estelas tras de ellos con su trepidante y poderoso nado rivalizando. Así, estuvieron jugando varios minutos entre continuos saltos hasta que el celoso Capitán puso a trabajar todos y cada uno de los caballos del barco dejándolos definitivamente atrás.

Tras los dos buceos diurnos llegaría la hora de la impactante inmersión nocturna. Nos aguardaba otra relajante travesía, pero en esta ocasión, bajo un cielo despejado plagado de nítidas estrellas que, fugazmente, parecían reflejarse sobre el mar sosegado. Pequeños puntos de fluorescencia verde salpicaban la negra superficie brotando al paso de la tenue luz de nuestra embarcación. Entretenidos en esas sensaciones, llegamos hasta una tranquila bahía cobijada al amparo de la mole de una árida montaña.

Allí, justo debajo de una cruz blanca que resplandecía iluminada por la luna llena, anclaríamos para presenciar ojipláticos como nuestro guía, sin previo aviso, desenfundaba dos formidables sables laser que hubieran puesto en evidencia el del mismísimo Luke Skywalker. Sin más preámbulos, sumergió estas réplicas de las ancestrales armas, que los caballeros Jedi acostumbraban a blandir hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana, en la negrura de la mar salada que, instantáneamente, cobró vida adquiriendo un sospechoso tono radiactivo. Para recuperarnos de estos sobresaltos nos sentamos a cenar unos deliciosos burritos de machaca y, tras ellos, unos vigorizantes polvorones de postre que terminaríamos por ingerir en modo pavo al percatarnos de que las móbulas acudían, como polillas mutantes a un neón discotequero. Se acumulaban con presteza atraídas por el bondadoso poder de la luz y de la fuerza que siempre la acompaña.

En esas, nos equiparíamos con los nervios de unos niños de parvulario, en los momentos previos a salir al patio del recreo, y nos dejaríamos caer en medio de una estampa donde el verde ácido de los tubos, el negro lóbrego de las aguas y el blanco resplandeciente de las panzas de las pequeñas móbulas brindaban un espectáculo absolutamente insólito. Con cuidado de no levantar la arena nos fuimos instalando en el fondo a unos seis metros de la superficie para ver como la procesión no cesaba de crecer en número. Un precioso escuadrón de decenas de ellas acudía a alimentarse glotonamente del plancton que se acumulaba en abundancia seducido por la irresistible luminiscencia de las lámparas. Las acróbatas voladoras tampoco dudaban en lanzarse como kamikazes sobre mi foco de video chocando obstinadamente contra él una y otra vez al tiempo que diminutas rayas y peces globo rivalizaban con ellas aproximándose con curiosidad a escasa distancia de nuestras rodillas. Durante una hora contemplaríamos embelesados este torbellino silencioso que, paulatinamente, se tornaría más y más confuso por los incesantes vuelos rasantes de las increíbles planeadoras submarinas que terminarían por envolvernos en las brumas de la mágica nube de arena que supondría el final de este inesperado cuento.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Que la vida se compone de picos y valles es casi un axioma … Al día siguiente llegaron las malas noticias. El tiempo iba a cambiar. Llegaba el viento del norte y amenazaba con complicar e incluso imposibilitar el acceso a los puntos de buceo más lejanos. Pero estábamos en México y, afortunadamente, Murphy se hallaba contagiado de la típica calma de sus habitantes. El león no resultaría, en esta ocasión, ser tan fiero como nos lo pintaron y el clima no supondría prácticamente ningún obstáculo durante nuestra estancia.

Con esas dudas de las preocupantes predicciones zarpamos hacia Los Islotes de la isla Espíritu Santo. Una travesía, de casi dos horas, que sería amenizada por nuestros rudos compañeros rusos. Eran seres de escasa sociabilidad e inexistente empatía pero, eso sí, con un saque a la hora de comer más potente, en su equivalente tenístico, que el del americano John Isner. Sobre la cubierta del Siempre Si nos brindaron la inconcebible visión del bañador de crochet, estilo bermuda, vestimenta original vintage donde las haya y probablemente heredada de algún antepasado que se abrigaba con ella en sus gélidos baños en el mar de Siberia Oriental, no obstante, esta portentosa confección quedaría eclipsada, por su particular originalidad y estilo rompedor, por la que exhibida a diario el más tripón de todos ellos que, sin rubor alguno, desfilaba henchido de orgullo con su calzoncillo bóxer, bien apretadito, de color azul marino pseudometalizado, por eso de mimetizarse con el medio, y sobre el que llegamos a barajar la alta probabilidad de que resultase ser siempre el mismo. Sobre el estado higiénico de esta prenda obviaríamos cualquier tipo de reflexión para poder seguir conservando el nivel de apetito y garantizar nuestra supervivencia.

Llegas a Los Islotes por segunda vez. En esta ocasión has conseguido con la ayuda de los guías salir temprano porque sabes lo que le suele suceder al esforzado fotosub que madruga ... Solo te acompaña tu pepito grillo personal, la guerrillera cervecera, el capitán y el guía. Te has desplazado sobre un mar plano y a gran velocidad por lo que alcanzáis los primeros el gran muro rocoso que se alza sólido sobre el agua albergando a la lobera. Mientras te equipas ya te llegan los graves sonidos guturales de los lobos marinos. Se desperezan al calor del sol. Saltas y te diriges a una pequeña caverna con la esperanza de poder interactuar con ellos. Nada más entrar enciendes el foco para ver con asombro como unos treinta ejemplares descansan aletargados en la penumbra.

El estático escenario no tardará en cambiar de modo radical. Sientes como una aleta se traba y piensas que te has enganchado con alguno de tus compañeros pero no es así. Un lobito está tirando de ella con empeño. No puedes evitar soltar una ristra de burbujas por el regulador al reírte.


Imagen

Mientras te zafas delicadamente te percatas de que estás ascendiendo, sientes una presión intermitente en tu máscara … levantas la mirada para comprobar sorprendido como otro travieso ejemplar ha mordido la tira derecha y te arrastra. Mientras intentas apartarlo con suavidad compruebas que su compinche también te ha atrapado con sus dientes la tira izquierda y ahora ambos se afanan en puñetearte y dejarte cegato … Con las manos ocupadas por la cámara se complica abortar el intento de hurto que se está perpetrando pero lo consigues.

Estás en plena hora feliz de las travesuras y, de repente, te quedas estupefacto al ver como un libidinoso lobo te ha abrazado con fuerza la pierna derecha y se encuentra muy a gusto haciendo el amor con ella. Lo zarandeas pero le da igual, sigue a lo suyo. Aplicas la táctica fotosub antiviolación. Te haces una pelota con lo que, para su frustración, se ve obligado a soltarte. Vuelves a descargar otra pequeña nube de burbujas al soltar una gran carcajada aliviado por liberarte de tu pequeño acosador cuando, sin tiempo para el descanso, ves como dos aletas te están creciendo a cada lado del chaleco. O estás mutando o tienes a otro sátiro pegado a la espalda. No tardas en descartar la opción A al sentir el notable zarandeo que te provoca en la botella a la que se ha pegado como una lapa bien gorda. Hora de aplicar otra técnica ancestral, el molinillo, con la que consigues zafarte rápidamente de su desalmado ataque a traición.

Imagen

Imagen

Imagen

El caos se ha apoderado de la caverna. Ves como tu mujer se ha contagiado del espíritu power flower del amor libre y se encuentra achuchando sin miramientos a un ejemplar que abarca completamente con sus brazos como si de un muñeco bien crecidito se tratase. Los lobos marinos se muestran complacidos con nuestra presencia y exponen su barrigota para que se la rasques. Continuamente se empecinan en mordisquearte las manos para atraer tu atención, eres su juguete. Les hace gracia que les riñas y les acaricies los bigotes hasta que sientes un doloroso mordisco en la cabeza que te hace encogerte. Al momento recibes otro bien fuerte en el brazo y decides que es hora de salir de la cueva. En la puerta se encuentra el guía esperando pacientemente en aparente estado de trance. Ya en la superficie te informa que a él también le ha dado un tiento en la cabeza pero explica que sin maldad alguna. Tan solo se trataba de una hembra mayorcita que no controlaba bien su fuerza …


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

En San Rafaelito se localiza una lobera más pequeña donde descansan sobre un pequeño montículo rocoso en el que se encuentra instalada una luz de señalización. Estos animales son menos juguetones. No se deciden a bajar por lo que nuestro guía asciende y los cita presionando el regulador. El Pollo, entra en el agua enfadado como un toro. Es el jefe. Se trata de un descomunal macho alfa que te ves venir de frente con cara de muy pocos amigos. Ignoras que ha entrado bajo provocación previa y, en esas, te dirige una mirada frontal advirtiéndote de que ese es su territorio, que no está para tonterías y que mejor será que guardes las distancias si no quieres vértelas cara a cara con él. Su estampa es sencillamente imponente, sobrecogedora. Con el sol cayendo gozas admirando como desplaza su corpulenta mole al contraluz mientras sobrevuelas el tapiz amarillo de un fondo alfombrado de un precioso coral duro. No muy lejos de allí se mueve un banco de estilizadas barracudas.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Los amantes de los hierros no deberían dejarse atrás las visitas de los numerosos e interesantes pecios como el Fang Ming, de laberíntico recorrido, en el que una coqueta tortuga de buen porte nos recibiría en proa prestándose a posar para nosotros.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

El Salvatierra, el C-59 y el Lapas NO 3, también nos reservarían interesantes visitas y sorpresas como la del caparazón de una gran tortuga que debió quedar fatalmente atrapada en esa angosta cámara o que simplemente eligió ese lugar para acoger su descanso eterno o la protagonizada por un enorme pez globo con el que nos toparíamos rebuscando en el oscuro interior de una pequeña bodega de popa, al que seguramente despertamos de su plácida siesta, y que se puso a flotar sorprendido por nuestra desconsiderada irrupción.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Los restos de los buques hundidos no solo pondrían a prueba tus habilidades de flotabilidad y orientación en el interior de sus herrumbrosas cámaras también te ayudarían a descubrir la variada vida que se agrupa a su cobijo.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Flotas rodeado de un sinfín de peces mientras transcurren los tres minutos de la parada de seguridad que cierra la lista de los buceos en las aguas de La Paz. Subes a la panga y plácidamente tumbado regresas a puerto sintiendo el cálido viento te seca por fuera mientras por dentro te refrescas con una buena cerveza. La tristeza aún no te pero no por causa del alcohol sino porque, al día siguiente, comenzará la segunda parte del plan. La esperada visita a Cabo Pulmo.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Con el frescor de la madrugada cargas el maletero de la Minivan alquilada por un par de días. Debes llegar al destino antes de las 08:45. Arrancas y durante 3 horas vas salvando sin pausa la entretenida distancia que separa ambas poblaciones. Saboreas un camino donde predomina el verde del matorral bajo, los grandes cactus, los espartanos ríos y las pequeñas lomas. No hay que relajarse porque estás inmerso en un delicado juego donde debes ir pendiente de sortear las súbitas apariciones de las vacas y cabras que acostumbran a dar sus paseos desde el alba. El camino está plagado de multitud de las majestuosas águilas elegidas como emblema de la bandera nacional. Por fin, divisas una dorada playa mientras aun botas y rebotas por el último tramo de 14 kilómetros que serpentea por un carril de tierra y afilados pedruscos. Se trata de una aldea minúscula, de calles de arena, que se mueve al ritmo del próspero negocio del buceo. Las pequeñas casitas se arraciman junto a un precioso mar turquesa junto al que el tiempo parece desacelerarse.

Cuatro buceos en dos serenos días. Bien distintos de los previos a nuestra visita donde el viento si se hizo presente. Aquí las inmersiones están sujetas a cupos. Solo dos grupos pueden entrar durante 45 minutos de fondo en cada punto de inmersión, lo que es controlado rigurosamente por los responsables del parque en continua comunicación por radio. En este plácido lugar, paradójicamente, se respira un ambiente un tanto enrarecido donde los centros acostumbran recíprocamente a denunciarse, en sus palabras reportarse, por distintas infracciones de tiempo y de malas prácticas bajo el agua. Es lo que tiene vivir en un sitio con pocas cosas que hacer más allá de aletear, en algo hay que entretenerse …

Tras sumergirnos en un agua ligeramente brumosa disfrutaríamos del considerable tamaño de las especies locales, de los vastos campos de anguilas jardineras y de los grandes cardúmenes. Dos momentos estelares. El primero de ellos, lo viviríamos junto al desmembrado pecio El Vencedor donde tuvimos la fortuna de avistar un gran espécimen de tiburón toro que se dignó a visitarnos escoltado por su séquito de pequeños peces. El segundo acontecería en Los Jureles donde saltamos hacia la brutal masa de peces que en este lugar suele generar una masiva bola de vida que, para nuestra repentina sorpresa, se desintegraría a los quince minutos por la inoportuna irrupción de unos hambrientos dorados que provocaron la desbandada general y definitiva.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

A medida que el colosal cardumen se difuminaba perdiéndose en el azul junto con sus depredadores naturales también lo hacían nuestras capacidades anfibias. La luz de la aventura se iba apagando. La quinta visita a México tenía sus horas contadas. Esta experiencia en el Mar de Cortés había sido distinta, bellísima y hasta entrañable … Pero no era realmente el fin, era tan sólo el preludio de otro proyecto mexicano …

A la mañana siguiente, ya de regreso en La Paz y vestido de paisano, solicitabas permiso para subir a bordo y recorrer las estancias del Sea Escape. La veterana y robusta embarcación acababa de amarrar en la marina. Junto al timón del puente conversabas largo tiempo con Francisco, su curtido capitán. Asimilabas sus expertos consejos afinando la planificación del inminente reto que en febrero protagonizarás junto al grupo de los fantásticos 18 buzos que has logrado sumar.

Una semana destinada al asombro submarino que las profundidades del formidable archipiélago de Revillagigedo regalan a los que lo visitan. Ballenas, mantas gigantes, tiburones, delfines y bancos de peces que llegan a tapar la luz del sol es un cóctel único que solo allí puede ser saboreado.

Imagen

Las agujas del reloj de la ilusión no se habían paralizado … su precioso mecanismo aún latía alimentado por la intangible energía de un nuevo sueño …

____________________________________________________________________________________________

Nota aclaratoria: La referencia a los ciudadanos rusos es exclusiva de este grupo. NO extensible a los 145 millones restantes con los que no tendría inconveniente alguno en tomarme unos vodkas (no con todos claro está, creo que me marearía) ...

____________________________________________________________________________________________

Gracias a tod@s como siempre por leerme :chin: :chin: :chin: (Más fotos en mi blog y también un pequeño VIDEO de regalo, donde apreciar a estos animales en movimiento)

_________________
Blog: Crónicas Buceo/Tierra:https://izenkai.wordpress.com/
Última de Buceo:Baja California (La Paz/Cabo Pulmo): Los Lobos amorosos y las Móbulas Jedi
https://izenkai.wordpress.com/2017/11/22/baja-california-la-paz-cabo-pulmo-los-lobos-amorosos-y-las-mobulas-jedi/
Última de Tierra:Myanmar: Un milenario desencuentro con la paz
https://izenkai.wordpress.com/2017/10/08/myanmar-un-milenario-desencuentro-con-la-paz/
Imagen


Última edición por Izen el 09/Dic/2017, 23:10, editado 9 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: BAJA CALIFORNIA(MÉXICO)Los Lobos amorosos y las Móbulas
NotaPublicado: 23/Nov/2017, 21:16 
Desconectado
OPEN WEBER DIVER 2*
OPEN WEBER DIVER 2*
Avatar de Usuario

Registrado: 04/Ago/2013, 00:50
Mensajes: 75
Ubicación: Madrid
Magnífica crónica de un viaje genial, y del que he tenido la suerte de formar parte :D

Estupenda la narración, y estupendas las fotografías como siempre :plas: :plas: :plas: :plas:

¡Nos vemos en el próximo viaje, que está ahí, a la vuelta de la esquina! :chin:

_________________
"Bucear no va a dar más años a mi vida.... Pero sí más vida a mis años"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: BAJA CALIFORNIA(MÉXICO)Los Lobos amorosos y las Móbulas
NotaPublicado: 24/Nov/2017, 01:16 
Desconectado
Master Diver Weber
Master Diver Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 10/Mar/2013, 00:52
Mensajes: 1182
Ubicación: Zaragoza
Ya me disgustó no poder ir, pero se me han puesto los dientes aún más largos :bbS) , está claro que tendré que hacer ese viaje, o parte al menos, pienso que a la vuelta del crucero a Guadalupe que tengo "in mente" :disim:

Una crónica espectacular como siempre! :plas: :plas: :plas:

_________________
Sea Shepherd, defendiendo la vida marina por todo el mundo. Únete.
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: BAJA CALIFORNIA(MÉXICO)Los Lobos amorosos y las Móbulas
NotaPublicado: 24/Nov/2017, 10:08 
Desconectado
Dive Monster Weber
Dive Monster Weber
Avatar de Usuario

Registrado: 09/Sep/2007, 18:55
Mensajes: 4064
Ubicación: Gravedad 0
Lullaby escribió:
Magnífica crónica de un viaje genial, y del que he tenido la suerte de formar parte :D

Estupenda la narración, y estupendas las fotografías como siempre :plas: :plas: :plas: :plas:

¡Nos vemos en el próximo viaje, que está ahí, a la vuelta de la esquina! :chin:


Gracias Lullaby. En esta ocasión ha resultado fácil porque ha sido una experiencia que creo ha superado todas las expectativas, al menos las nuestras ... :D :D :D

Un buceo distinto, con grandes sorpresas y con bichos grandes, como nos gusta, con un excelente guía y que, también, nos ha brindado la oportunidad de conocer La Paz de noche, tomarnos unas :chin: :chin: :chin: que no falten y que descubrieras el riquísimo ceviche de camarón y yo el aguachile de camarón ... :hot: :hot: :hot: :bbS)

Y, como no, disfrutar del tremendo encanto de Cabo Pulmo que por poco te hace quedarte allí ... :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen: , y donde quizás nos remojaremos de nuevo en un par de meses para !!!porqué no¡¡¡ ... Nadar con alguna ballena que quiera aparecer por allí y quedarse un rato con nosotros ... :ok2: :ok2: :ok2:

alapues escribió:
Ya me disgustó no poder ir, pero se me han puesto los dientes aún más largos :bbS) , está claro que tendré que hacer ese viaje, o parte al menos, pienso que a la vuelta del crucero a Guadalupe que tengo "in mente" :disim:

Una crónica espectacular como siempre! :plas: :plas: :plas:


Si, es que te pierdes las mejores¡¡¡ ... Pero en breve acudiremos al espectáculo galáctico de Revilla. Ve preparándote para un nuevo combate. Esta vez en el azul ... :wink: :chin: :chin: :chin:

_________________
Blog: Crónicas Buceo/Tierra:https://izenkai.wordpress.com/
Última de Buceo:Baja California (La Paz/Cabo Pulmo): Los Lobos amorosos y las Móbulas Jedi
https://izenkai.wordpress.com/2017/11/22/baja-california-la-paz-cabo-pulmo-los-lobos-amorosos-y-las-mobulas-jedi/
Última de Tierra:Myanmar: Un milenario desencuentro con la paz
https://izenkai.wordpress.com/2017/10/08/myanmar-un-milenario-desencuentro-con-la-paz/
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  


Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com

              

              

              

         

         

    

AVISO LEGAL: Ni este foro ni sus moderadores se hacen responsables, ni tendrán ningún tipo de obligación legal por la veracidad, uso o disponibilidad de la información o contenido transmitida por medio de este servicio.